11 febrero, 2011

Crema de Calabaza.


La originalidad de ésta receta está en el ingrediente principal, la "calabaza asada". En Valencia durante todo el invierno  invaden los mercados y los hornos.
Me gusta mucho y la compro a menudo; pero llegó un momento, en el que me aburrí de tomarla dulce y decidí intentar algo salado. Y... ¡ya es un clásico en casa!.



Alguna vez también la he asado yo en casa, partida por la mitad (sin agregarle absolutamente nada) y con el horno a tope hasta que veo que está hecha, cuando entra bien el cuchillo y los bordes los tiene quemaditos. Si lo hago, aprovecho el horno para meter también pimientos, boniatos, batata, remolacha, etc. (ya llegarán otras recetas con esto)


EL MERCADO
1/4 de calabaza asada ( la mitad del trozo de la foto)
1 cebolla grande.
1/2 de litro de caldo de ave o solo  de verduras
3/4 de litro de leche de soja ( solo soja y agua; no con calcio, azúcar, etc.)
2 cucharadas de estragón seco.
Aceite de pipa de calabaza ( en Navarro)
Sal y pimientas (variadas y recién molidas)

PREPARACION
Sofreír la cebolla, una vez hecha salar y mezclar con todos los ingredientes con la batidora o en el termomix y poner a calentar durante 10 m. Salpimentar y añadir el estragón. Mejor dejarla reposar unas horas (incluso de un día para el otro).
Las cantidades dependen de la textura y dulzor de la calabaza, ir probando y añadir si es necesario más caldo o sal o pimienta o leche de soja o incluso de calabaza.


Presentar decorandolo con un hilo de aceite de pipas de calabaza (le da un sabor muy particular).

2 comentarios:

Mjosé dijo...

la pobre mirando la calabaza...
Intentaré hacerla un día y a ver si en casa alguno no pone la cara de tu estatua.

juliana dijo...

q rica se la ve! para agendar!